Junkers88 | Inmersión Profunda para buceadores con una certificación adecuada

60,00

One of the best preserved plane wrecks in the Mediterranean. Due to its depth at 47m, the Junkers88 is available to divers holding a certification allowing dives to 50m.

Categoría:

A poca distancia en barco desde el muelle de S’Algar llegaremos al lugar donde se encuentra un WW2 Nightbomber, Junkers88. No es un lugar triste para bucear, ya que afortunadamente ninguno de los ocupantes perdió la vida cuando el avión cayó. Una vista espectacular al descender, sobre todo si es tu primera vez! A continuación, encontrarás la historia completa del incidente.

Con el avión descansando sobre los 47m, disfrutarás de una inmersión profunda que sobrepasa los límites recreativos permitidos por la ley española. Por ese motivo, los buceadores que deseen bucear en el Junkers 88 deberán cumplir ciertos requisitos.

Verifique la profundidad máxima a la que puede bucear actualmente con su nivel de certificación. Por razones de seguridad y responsabilidad, no podemos hacer ninguna excepción.

Prerrequisitos por ley – Necesitarás una de las siguientes

  • PADI Tec Rec 50
  • CMAS 3*** + Nitrox
  • FEDAS B3E + Nitrox
  • BSAC Diveleader + Nitrox
  • TDI Extended Range
  • TSA Technical Deco Diver

Si no está incluido por naturaleza en tu certificación, debes estar certificado para Nitrox.

  • Certificado médico
  • Seguro de buceo

Prerrequisitos por S’Algar Diving

Experiencia previa reciente, con inmersiones de buceo a más de 40 m o buceado previamente con nosotros a menor profundidad.

Horario

Esta inmersión requiere un poco de planificación y preparativos por ambas partes. Al llegar al centro completarás un formulario de registro, firmarás una hoja de responsabilidad y verificarás y confirmarás el porcentaje de O2 en tu botella. Esta y otras preparaciones toman un poco más de tiempo de lo normal, calcule alrededor de 3 horas.

Supplemento

Para esta inmersión hay un suplemento de 20,00€ para cubrir el tiempo de preparación adicional, el número reducido de buzos en el barco y la carga de EANx.

Precio incluye:

  • Botella de acero de 15 litros (válvula simple o doble, DIN o INT)
  • 25% Nitrox / EANx25
  • Plomos
  • 20,–  supplemento

El precio no incluye:

  • Cualquier cosa no mencionada anteriormente

Lo que deberás traer:

  • Certificaciones de buceo actuales (50 metros)
  • Certificación Nitrox
  • Certificado médico en vigor
  • Seguro de buceo que incluye tratamiento hiperbárico
  • Ordenador de buceo

Otra información importante:

  • Para respetar la legislación española actual, buceamos en el Junkers88 con Nitrox 25% (PO2 @ 1,4 bar).
  • Deberás traer tu ordenador, linterna, cuchillo y globo.
  • Si necesitas alquilar algo, avísanos de antemano para que estemos preparados.
  • Si prefieres bucear con dos reguladores, avísanos y te llenaremos una botella con doble salida.
  • La seguridad es primordial. Cuando partamos para hacer una inmersión profunda, las condiciones del mar tienen que ser suficientemente buenas como para permitir una práctica segura tanto para los buceadores como para el capitán y el barco.
  • Las únicas cosas que nos llevaremos de esta inmersión son imágenes y recuerdos, lo único que dejamos atrás son burbujas.

La historia | Naufragio de pecios en Menorca con S’Algar Diving

Un Junkers-88 cayó en Menorca el 24 de febrero de 1943, entre S’Algar y Alcaufar. El avión, con base en Sicilia, había atacado objetivos en Argelia y se salió de rumbo en el camino de vuelta.

Con el tanque de combustible casi vacío, la tripulación estaba tratando de encontrar la pista del aeródromo de San Luis. Estaba oscuro y confundieron las luces del aeródromo con las del faro en la ¨Isla del Aire¨ frente a S’Algar.

Amenizaron lo más cerca posible de un barco pesquero. El pescador recogió a los 4 ocupantes:

  • Uffz. Walter Faulhaber – Piloto
  • Fw. Georg Pimmerlein – Observador
  • Uffz. Heinrich Kiener – Radio
  • Uffz. Heinz Esper – Artillería

Amanecía el 24 de febrero de 1943. Eran las seis en punto de la mañana y el mar estaba en calma. Europa estaba en guerra.

Habiendo estado trabajando en su barco de arrastre llamado “Segundo Gaspar”, el capitán José Melsión, su hermano Gaspar y el marinero Joan Terrassa, navegaban a lo largo de la costa de “Migjorn”, como se conoce la costa sur de Menorca, hacia su puerto de origen en Mahón. Cuando pasaron por la bahía de Biniancolla observaron un reflector sobre sus cabezas, que rápidamente identificaron que provenía de un avión. Gaspar le dijo a su hermano que parecía que el avión proyectaba el rayo de luz sobre ellos a propósito, pero José respondió que seguramente ese no era el motivo.

Sin pensarlo más, continuaron navegando hacia el puerto de Mahón. Al cruzar el canal entre la ¨Isla del Aire¨ y S’Algar, Gaspar creyó ver el avión caer enfrente de ellos. Una vez más, su hermano le contestó que seguramente se lo estaba imaginando y que solo lo habían perdido de vista.

Sin embargo, tanto Gaspar como Joan insistieron hasta que José decidió detener el barco. Cuando se hizo el silencio, comenzaron a escuchar voces de la gente pidiendo ayuda. Después de explorar cuidadosamente el horizonte, pronto descubrieron a varios hombres que estaban a bordo de dos balsas, justo delante de ellos.

Gaspar: “Todavía estaba oscuro. Tan pronto como estuvimos lo suficientemente cerca, rápidamente comenzaron a subir a bordo. Estaban en la parte delantera del barco y tratamos de decirles que se movieran un poco más hacia la popa. Creo que debido al malentendido, pensaron que no queríamos que subieran a bordo, ya que se aferraban a él para salvar su vida. La proa estaba llena de peces, amontonados en lo alto. La captura de esa noche había sido abundante. Peces y crustáceos a bordo, entre ellos “cangrejos”, “arañas” y “peces escorpión”. Los hombres pusieron las manos en cubierta inconscientemente sin haber visto la carga, pero a pesar de los insoportables pinchazos y mordiscos que debieron recibir no soltaron el barco de pesca. Se podía ver que apreciaban su vida y que estaban aterrados de que los abandonáramos allí”.

Cuando finalmente estuvieron en cubierta nos explicaron que volvían de bombardear Argelia. Esta explicación no complació al piloto, un joven de no más de veinte años que había asumido el mando de la tripulación, ya que inmediatamente silenció a todos sus compañeros.

Siguieron explicando que, mientras sobrevolaban Menorca, descubrieron el barco de pesca debajo de ellos y pensaron que el pescador podría salvarlos al desembarcar sobre el mar.
Por ese motivo alumbraron el barco con sus luces para que los pescadores se dieran cuenta de su presencia y de su próxima maniobra.

Gaspar: “A bordo teníamos una estufa alimentada con carbón para mantenernos calientes. Les ofrecimos comida caliente pero solo querían comer naranjas. Cuando estaban a bordo nos entregaron todas las armas que llevaban. Uno de ellos estaba herido con una bala en la pierna. Entendimos que se dirigían a Mallorca y durante la travesía se quedaron sin combustible. Cuando llegaron a Menorca estaban convencidos de que volaban sobre la isla correcta.”

El avión está enfrente de la costa, entre S’Algar y Alcaufar, rumbo entre la ¨Isla del Aire¨ y Port Mahón, a aproximadamente media milla de la costa. “Lo sé porque mientras pescamos hemos enganchado nuestras redes en un par de ocasiones”.

Las balsas abandonadas a la deriva fueron recolectadas por Jaume Reynés, otro pescador que trabaja en la zona.

Cuando llegaron a Port Mahón se dirigieron directamente a la Base Naval para informar al Comandante, amigo de los hermanos Melsión, ya que eran los dueños del barco que solía llevar la mayor cantidad de pescado a puerto.

“El Comandante navegaba a bordo del ” Rey James II” de Mallorca esa mañana y también vio la maniobra realizada por el avión alemán. El barco había llegado al puerto antes que nosotros y el Comandante ya estaba en la base. Cuando nos vio nos preguntó si teníamos aviadores a bordo. Se los entregamos y nos dio la orden de comprarles ropa a los sastres ¨Obrador¨, la suya estaba toda mojada.”

Más tarde ese mismo día, los cuatro soldados alemanes recibieron billetes para embarcar en el próximo barco de vapor con destino a Mallorca que salía esa misma tarde.

En ese momento, el cónsul alemán se alojaba en el ¨Hostal del Almirante¨, en el puerto de Mahón. El representante alemán llamó al pescador esa misma tarde para agradecerle personalmente el rescate realizado. Además se les entregó una medalla simbólicamente. Más discursos y celebraciones acontecieron en presencia de las autoridades de Menorca, e incluso se sirvió una comida. Ambos marineros del barco recibieron cien pesetas como recompensa, mientras que el capitán, José, recibió doscientas. El cónsul también les dijo que no tenía las medallas en ese momento, pero que las recibirían en los próximos días.

Gaspar Melsión: “La verdad es que nunca recibimos ninguna medalla, ni ningún otro reconocimiento escrito”.

El Junkers 88 ahora descansa a 47m cerca de S’Algar y la Isla del Aire. Aunque la ubicación del avión era conocida por algunos buceadores, hasta septiembre de 2014 nadie lo había filmado o fotografiado.

Expresiones de gratitud:
Juan Miguel Miranda Boronat

Fotos:
Salgar Diving Menorca www.salgardiving.com
www.facebook.com/menorcasalgardiving

El texto del incidente:
Alfonso Buenaventura en su blog “Atlas Menorca Náutico”

Junkers 88 – A4
Wnr. 140,474
4D + MN
II / KG30 basado en el campo de aviación Comiso (Sicilia)

Uno de los accidentes de avión mejor conservados en el Mediterráneo debido a sus 47 m profundidad. El Junkers 88 está disponible para buceadores con una certificación que permita inmersiones de 50 m.

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Junkers88 | Inmersión Profunda para buceadores con una certificación adecuada”